DISEÑO DE ZONAS DE TRABAJO EN TU VIVIENDA

04 Abr DISEÑO DE ZONAS DE TRABAJO EN TU VIVIENDA

Hoy en día es muy común tener la posibilidad de trabajar desde casa, y cada vez son más las viviendas que delimitan un espacio para dicha zona, más allá de un despacho, una zona en la que crear lo más parecido a una oficina pero acorde al resto de tu vivienda. Trabajar en casa tiene muchas ventajas, pero es importante diferenciar esta zona para lograr el ambiente que deseas; saber que cuando entras en ese espacio, el protagonista será el trabajo, y todo lo que conforme este lugar habrá de ser de tu agrado y óptimo para sacar el máximo provecho a tus horas de trabajo.

RECOMENDACIONES PARA CREAR TU ZONA DE TRABAJO

Lo ideal es contar con una habitación propia, un habitáculo que puedas destinar al 100% a tu trabajo, con todo lo necesario y decorado con funcionalidad. Algunos consejos para ello son:

  • Crea umbrales y delimita el espacio: Si cuentas con habitación para ello, las paredes y la puerta serán esos umbrales, pero si no tienes ese espacio, es fundamental que lo delimites. Así definirás dónde comienza tu zona de trabajo y dónde el resto de tu vivienda. Puertas correderas, biombos, un rincón “muerto”, una pared rediseñada, una cortina de diseño, una mampara… todo ello te ayudará a poner límite y, visualmente, será una delimitación.
  • Busca luz natural: Seguro que quieres ubicar tu zona de trabajo en una zona con buena luz, así que intenta que sea natural; es algo básico. La luz natural ayuda a la concentración, alivia y se considera una herramienta más de trabajo. Busca una ventana cercana y ubica allí todo lo que necesites.
  • Centraliza el equipo: seguro que necesitas ordenador, impresora, tableta gráfica, calculadora y tus documentos a mano. Centraliza ese espacio y ubícalo todo de la manera más accesible posible, en la misma habitación, así evitarás distracciones. Si todo te resulta cómodo, tu productividadaumentará y se mantendrá durante más tiempo.
  • Busca la decoración que te inspire: Puede que tu hogar cuente con un estilo de decoración particular y en esta zona te apetezca algo diferente, o que te facilite las tareas. Busca ese estilo y, sobre todo, que te inspire a la hora de crear, te genere tranquilidad y calma. Evita los objetos que no aporten nada al espacio, recargar el ambiente puede perjudicar tu concentración. Encuentra también el tipo de luz de apoyo que necesites y se adapte a tu zona, y haz de este un lugar en el que te encuentres cómodo; de lo contrario, generarás rechazo a la hora de trabajar en este espacio. La decoración es clave en la imagen que crees de tu lugar de trabajo en la vivienda.
  • Crea un espacio cómodo, empezando por una buena silla: Todos los elementos tienen su importancia, pero la silla es el que más vas a utilizar, junto a la mesa. Debes contar con una silla ergonómica lo suficientemente cómoda para pasar allí horas. La silla deberá adaptarse a tu espalda y a la altura de la mesa, que sea funcional y que vaya acorde al resto de la decoración.

En Trazo diseñamos el espacio de trabajo de tu vivienda orientado a tus gustos y las posibilidades que ofrezca tu hogar, siendo tú el protagonista, puesto que también serás tú el que trabaje en un espacio en el que puedas llegar a disfrutar.